¿Cómo seleccionar los zapatos adecuados para tu niño (a)?

¿Cómo seleccionar los zapatos adecuados para tu niño (a)?

¿Qué calzado es el adecuado para niños de 0 a 5 años?

En la actualidad hay una tendencia en ponerles zapatos niños que todavía no caminan o que empiezan a experimentar esta etapa, participando en modas de personas adultas. Como padres los zapatos son necesarios como accesorio de la vestimenta, queriendo comprar los más bonitos, los de moda, de todos los colores y de modelos diferentes.

¿Cómo es el desarrollo del pie de tu bebé?

El pie del bebé es redondeado, con una capa de grasa que no deja ver el arco para plantar en los primeros meses de vida.

Al nacimiento el pie suele medir unos 7,5 cm aproximadamente (40% del tamaño del adulto), al año miden sobre los 12 cm, aumentando 10 cm en los siguientes 5 años, llegando a los 10 años a tener el 90% de su tamaño final en las niñas y el 85% en los niños.

En el tercer mes de vida aparece el interés por el propio cuerpo e inicia la exploración tiene su origen en sus sensaciones táctiles, cinestésicas y visuales, el niño juega con sus pies y sus manos y eso estimula su desarrollo, porque permite la maduración del sistema nervioso y favorece el control neuromuscular, el desarrollo intelectual y las habilidades sociales.

Durante los primeros 8 ó 9 meses de vida el bebéutiliza los pies para informarse sobre el mundo exterior: toca con ellos todo lo que tiene a su alcance, los manipula y se los lleva a la boca. Antes de empezar a caminar, el bebé necesita la información que recibió de las plantas de los pies y de las estructuras profundas (las articulaciones) para poder coordinar los movimientos y lograr el equilibrio. Por eso no debemos disminuir la sensibilidad de los pies poniéndoles calzado, pues informan del mundo exterior, transmitiendo sensaciones de temperatura y texturas que favorecen el desarrollo del niño. En esta etapa quizás no hay necesidad de usar calzado, si queremos evitar el frío en los pies podemos utilizar patucos o calcetines gruesos para permitir la movilidad de los pies.

Durante el primer año de vida, los pies tienen muchos receptores sensitivos, y les sirven a los bebés para procesar información y se recomienda dejar descalzos a los niños que todavía no andan, ya que el movimiento y el estímulo sensorial a través de los pies descalzos es un factor de estimulación madurativa, del desarrollo propioceptivo y del desarrollo intelectual del niño.

¿Cómo seleccionar los zapatos adecuados para tu niño?

• Calzado para bebés(0-6 meses, etapa del desarrollo pregateo)

En esta etapa no es requerida, su función exclusiva sería la protección contra el frío, la humedad y los golpes. Misma función que puede cumplir una calceta, preferiblemente sin costuras. Queda a elección de los padres el uso de uno u otro. En caso de elegir un calzado éste debe tener las siguientes características:

✔ La punta debe de ser redonda o cuadrada, vista desde arriba y redondeada por el lateral.

✔ El material de corte debe ser muy flexible.

✔ Se recomienda un cierre tipo acordonado con un solo lazo o velcro. Para que el niño no pierda el calzado la parte trasera debe ser alta, muy flexible y suave.

✔ La suela debe ser lisa, de piel suave o tela.

✔ El interior del calzado debe ser como un guante, de acabado suave y sin costuras

• Calzado para preandantes (6-18 meses, etapa del desarrollo gateo)

Su función, es de protección al frío o a las superficies (si ésta no es la apropiada) y en otros casos decorativo. el gateo sin calzado es muy importante para el desarrollo psicomotor normal del niño y el fortalecimiento del pie. Igualmente, si se desea optar por el calzado se recomienda:

✔ La punta del zapato debe ser redonda o cuadrada vista desde arriba, y redondeada por el lateral.

✔ El material de corte debe ser muy flexible.

✔ Se recomienda un cierre de tipo acordonado con un solo lazo o velcro.

✔ La suela debe ser lisa, antiderrapante, de goma suave de 2 o 3 mm.

✔ El interior del calzado debe ser como un guante, de acabado suave y sin costuras

• Calzado para principiantes (1.5-3 años, etapa de adquisición de la marcha)

En esta etapa el niño se pone de pie y da sus primeros pasos. Al principio tiene una marcha irregular con problemas para mantener el equilibrio. Por lo anterior se recomienda calzado con las siguientes características:

✔ La holgura interior en el largo debe ser de unos 10 mm.

✔ La puntera debe ser redonda o cuadrada, vista desde arriba, y redondeada por el lateral.

✔ Debe ser cerrada con un refuerzo de cierta rigidez para protección de los dedos.

✔ El material de corte debe proporcionar flexibilidad, protección contra el frío y permitir la transpiración.

✔ El abrochamiento debe ser alto sobre el empeine con una lengüeta de piel suave.

✔ Se recomienda un calzado blando y flexible, con ajuste suave para mantener el talón dentro del calzado.

✔ La suela debe ser plana (no más de 3 mm). No debe ser muy blanda pero sí muy flexible en la zona de los dedos y con características moderadas de fricción. En caso de tener tacón, la altura máxima debe estar entre 3 y 5 mm.

✔ El forro debe presentar cierto agarre para evitar deslizamientos del pie y el calzado. El interior debe ser suave y blando, sin costuras internas.

• Calzado para infantes (4-7 años, etapa de maduración de la marcha)

Es un periodo de adquisición y maduración de la marcha. La actividad del niño requiere un calzado propiamente dicho y habrá de proteger al pie frente a posibles lesiones, por lo que debe tener las siguientes características:

✔ La holgura interior en el largo debe ser entre 10 y 15 mm.

✔ La puntera debe ser redonda o cuadrada, vista desde arriba, y redondeada por el lateral.

✔ Debe, además, ser cerrada con refuerzo de cierta rigidez para la protección de los dedos.

✔ El material de corte debe proporcionar flexibilidad, protección contra el frío y permitir la transpiración.

✔ El abrochamiento debe ser alto sobre el empeine con una lengüeta de piel suave. Se recomienda un cierre de fácil manejo tipo velcro.

✔ La suela ha de ser flexible. Debe tener un espesor continuo entre 5 y 10 mm y ser de un material no demasiado duro, con propiedades de amortiguación.

✔ La altura máxima del tacón ha de ser entre 5 y 10 mm.

✔ Materiales como goma y el poliuretano pueden aportar las características adecuadas.

✔ Se aconseja la inclusión de un contrafuerte firme sin llegar a ser totalmente rígido

RECOMENDACIONES

● Los zapatitos quedan genial para un conjunto, úsalos de manera que le proteja el pié en la calle por ejemplo y no te asustes por dejarlo descalzo ( en casa, en la playa, en el césped).

● El desarrollo óptimo del pie ocurre al caminar descalzo, por ello se debe fomentar que los niños caminen descalzos el mayor tiempo posible (siempre en un entorno protegido) porque ello contribuye a un correcto desarrollo de la musculatura del pie.

● El principal papel de los zapatos es proteger contra lesiones e infecciones.

● Los niños no necesitan zapatos hasta que aprenden a caminar, el desarrollo de la marcha puede verse entorpecido por un calzado demasiado rígido que no permita el movimiento libre del pie y del tobillo.

● El uso de zapatos rígidos y compresivos puede causar deformidad, debilidad y pérdida de la movilidad.

● Los zapatos al tobillo no necesariamente otorgan mayor soporte que los zapatos de corte bajo, pero su utilidad radica en que es más difícil que los lactantes mayores los remuevan.

● Los zapatos deben de ajustarse al pie cómodamente en el talón previniendo que se salgan al caminar.

● Cuando ya se encuentre en la etapa de la maduración (4 a 7) años de la marcha es importante que el calzado tenga la longitud correcta y un anchura adecuada.

● No le pongas zapatos a tus niños hasta que empiecen a desarrollar su marcha, de esta manera se estimulan receptores sensitivos que favorecen al desarrollo neurológico y motriz.

● Permite que tu niño ande descalzo, de esta manera experimentará más sensaciones en diferentes superficies.

● Al mantenerlo descalzo favorece a la formación del arco plantar.

● Si tu niño presenta alguna alteración en pies (al caminar, rigidez, asimetría, desviaciones), es importante consultar con su pediatra de cabecera.

● Al retirar es zapato observar si la piel no se encuentra roja o lesionada.

CONCLUSIÓN

Seguramente has visto o incluso comprado algún modelo de calzado para tu bebé, buscando que se vea lo más fotogénico (a) posible pero si tu niño (a) a un no se encuentra en la fase de maduración de la marcha, trata de usarlos de manera ocasional, recuerda que solo se utilizan como protección de las superficies irregulares y no se asusten en dejarlos descalzos en lugares previamente revisados por ustedes, después de esta etapa se recomiendan zapatos con especificaciones aptas para su edad, cómodas, flexibles y ligeras.

Bibliografía:

Séamus, K. BEng, CPed. (2010, junio). Seleccionando zapatos para niños. Western Media LLC, Publisher of The O&P EDGE.Recuperado de https://opedge.com/Articles/ViewArticle/2010-05-25/2010-06_07?spanish=True

Reyes, A. (2018, marzo).Calzado en la edad pediátrica. Acta Pediatr Méx., 39(2):202-207. Hawkins, M. (2015, septiembre) La evolución de los pies de los bebés. guíainfantil. Recuperado de https://www.guiainfantil.com/articulos/bebes/desarrollo/la-evolucion-de-los-pies-de-los-bebes/