Maneras de reducir el estrés

Maneras de reducir el estrés

PARA PADRES ESPECIALES

En mi experiencia como mamá especial he tenido la oportunidad de conocer y de platicar con otras mamás especiales y estos han sido los puntos que más estresan cuando te enfrentas a un diagnóstico

1.-Admite que estas estresado.

Hacerte fuerte no te quitará el estrés, mejor reconoce el estado en el que te encuentras y a partir de eso puedes buscar la manera de reducir el estado de tensión.

2.-Reconoce que una parte del estrés es por un luto.

Muchos papas de niños con necesidades específicas viven con un luto o en un proceso de duelo, esto no te hace un mal padre; es una consecuencia natural de cuando esperas un hijo “y llega otro” tampoco significa que se quiera menos, simplemente así se dieron las cosas. El duelo en el que se encuentra los padres es real, se traduce en tristeza, ira, desmotivación, frustración, coraje y cuando te empiezas a sentir mejor te llegan golpes de realidad, como cuando tu hijo se atrasa en uno de los hitos de desarrollo y no puedes evitar sentirte triste o cuando lo ves batallando con algo en donde los niños regulares no tienen dificultad, todo esto es natural y como en el primer paso, debemos empezar con reconocer en qué fase de luto nos encontramos para poder avanzar.

3.-Reconocer que no es tu culpa.

La culpa es peligrosa porque nos lleva a compensar con sobreprotección y consentimiento. Algunos papas sienten remordimiento y creen que son los responsables del diagnóstico de sus hijos. Veo poco probable que hayas acudido a la modificación genética para aumentar un cromosoma de más o que algún padre a propósito realizara una intervención con el fin de dañar la salud de su hijo. Y aun en el caso de que alguna de las acciones realizadas antes, durante o después del embarazo pueda probarse que fuera la causa natural del diagnóstico no sirve de nada andar por la vida dándose golpes de pecho, mejor enfoquémonos en dar un cuidado de calidad, en no repetir acciones y en buscar siempre el bienestar de nuestros hijos.

4.-Deja que otros te ayuden con el cuidado de tus hijos.

Es cierto que nadie va a cuidar a tus hijos como tú pero con un poco de entrenamiento y paciencia puedes moldear a alguien para que sea capaz de apoyarte, uno no siempre puede estar a cargo del cuidado porque no conocemos que imprevistos pueden aparecer y en caso de que sucedan lo mejor es estar preparados con un “equipo de apoyo” la abuelita, una hermana, cuñada etc.

5.-Cuida tu cuerpo.

Como madre /padre es muy fácil olvidarse del cuidado propio y más aún si tienes un niño con necesidades específicas, o varios hijos, te puede funcionar mejor el no olvidarte de tu mismo si trabajas con un horario, esto les ayuda a los niños a estar más tranquilos porque ya saben exactamente que sigue en sus actividades y te permite organizarte a ti como papá para no olvidar comer, dormir, asearte, hacer ejercicio, etc.

6.- Dar la noticia.

Muchas veces es difícil tener que dar una explicación personalizada a cada familiar o conocido del estado en que se encuentra tu hijo(a) la recomendación es que se puede aprovechar el uso de una red social (un grupo de la familia en whatsApp, si te sientes cómodo una publicación en Facebook) en dónde anuncias que la familia se encuentra contento con la llegada del nuevo miembro solo que quizás te encuentres más ausente por la presencia de una necesidad especifica, con ello te quitas de los hombros el tener que encontrar la forma de abordar el tema con cada persona que te pregunte por tu hijo y las personas cercanas a ti también desarrollan una sensibilidad que los limitará hacer preguntas incomodas (esperemos), es común que sea un momento en que los papás se sientan más frágil o con mayor vulnerabilidad a llorar al hablar del tema así que en mi caso, a mi me funcionó.

8.- Conecta con tu pareja.

Creo que lo más dañino que solemos hacer como humanos es intentar buscar la explicación genealógica del diagnóstico, e incluso de saberlo no serviría de nada, en lugar de gastar energía en preguntas que no dan soluciones mejor enfoquemonos en ver si nuestra pareja se encuentra bien, física y emocionalmente, preguntar constantemente cómo se siente o si necesita algo, el simple hecho de hablar del tema con tu pareja te hace sentir que alguien más te comprende, quizás esta experiencia sea una oportunidad para fortalecer su relación de pareja, de unirse y apoyarse mutuamente, yo creo que si los dos pueden lidiar con algo cómo el diagnóstico de un hijo pueden contra cualquier otro conflicto que se les pueda presentar después en la vida.

9.-Formas de relajar tu cuerpo y mejorar tu estado de ánimo:

-· Lee un libro -· Ve una película de comedia -· Deja la cafeína -· Escucha música -· Toma té -· Busca un espacio de tu casa solo parar ti Solo recuerda que los niños necesitan padres mental y emocionalmente saludables, libres de estrés para brindar paciencia y cariño, al cuidarte tú cuidas de ellos.

Con cariño, Liz Rueda.